Ex boxeador y policía frustró un robo en su vivienda

Un delincuente quedó tras las rejas en una de las comisarías de la ciudad de El Calafate, luego que un ex policía y boxeador lo redujera cuando intentaba ingresar a su vivienda. El insólito hecho se registró en la ciudad turística cerca de las dos y media de la madrugada de ayer, en una morada emplazada en el barrio Cerro Calafate. Lo curioso del caso es que en esa vivienda vive Alex Cherbukov, un conocido vecino de la ciudad que, hace años, se jubiló de la Policía, fue boxeador y hoy trabaja en su gimnasio “Mano de Hielo”, como entrenador de esa disciplina. Parece que los ladrones no conocían quién es Cherbukov y, cerca de las dos de la madrugada del viernes, intentaron ingresar a la casa por la ventana del baño.
Un rato antes, la familia se había ido a dormir y el damnificado aún estaba despierto cuando escuchó un ruido proveniente del externo de la casa: eran los delincuentes. Cherbukov duerme desnudo, pero esto no fue impedimento para poder atrapar a uno de los ladrones. En diálogo con La Opinión Austral, el hombre indicó que “si paraba a vestirme, se me iban a escapar los dos malvivientes, por eso salí de mi casa y pude reducir a uno de ellos, usando el mínimo de fuerza requerida”, aseguró manteniendo el lenguaje propio de los agentes de la Fuerza de Seguridad.
La reducción del malviviente no fue sencilla, además de luchar con el delincuente, Cherbukov debió pelear con las heladas temperaturas de la madrugada: “No te imaginás lo frío que estaba en la madrugada”. El boxeador, además, indicó que mientras forcejeaba con el ladrón este lo mordió en uno de los brazos.
Sobre el estado en el que se encontraba el delincuente al momento del intento de robo, se presume que era bajo los efectos del alcohol. El boxeador indicó que el “masculino presentaba aliento etílico”, nuevamente utilizando el lenguaje propio de la Policía. “Es más, cuando lo estaba reduciendo, se reía, imaginate, seguro que además del alcohol había consumido algo más”.
Finalmente, el vecino pudo reducir al ladrón y llevarlo hasta el patio frontal de la vivienda. Los vecinos llamaron a la Policía y agentes de la Comisaría Primera y Segunda arribaron momentos después. “Cuando llegaron los agentes me di cuenta que eran mis chicos, a la mayoría los conozco de la Fuerza y fueron mis alumnos: les dí una clase de cómo reducir a una persona usando el mínimo de fuerza requerido”, aseguró.
Luego que esposaran al malviviente, comenzó el trabajo policial. En el patio de la casa del hombre encontraron elementos robados de una casa cercana y fueron secuestrados. Asimismo, se pudo establecer que el edificio del teatro de Libélula Sur, ubicado a unos metros de la casa del ex policía, también habría sufrido la rotura de vidrios y el intento de forzamiento de una puerta, por lo que se presume que la pareja de delincuentes venía teniendo un raid delictivo por la zona, hasta que se llevó la sorpresa de querer entrar en la casa de un boxeador y ex integrante de la Fuerza de Seguridad.
El ex policía y actual entrenador de boxeo aprovechó la entrevista para saludar a Río Gallegos, ya que cuenta con familiares en nuestra ciudad capital y, en su pasado como pugilista, ha llegado a competir en gimnasios municipales como el Benjamín Verón y el Juan Bautista Rocha.
La Opinión Austral.

Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*