Desde «Rocky» al sueño de ser profesional

El rionegrino radicado en Santa Cruz, Maycol Roa es un producto genuino del “Rocky Balboa” de la última década. Es que siendo un niño solía mirar con entusiasmo, la saga boxística encarnada por Silvester Stallone además de ver boxeo por televisión y ensayar algunos golpes junto a su padre. La historia lo ha puesto en su tierra adoptiva, Puerto San Julián donde entrena a las órdenes de José y Alejandro Tenorio buscando sumar las peleas necesarias para dar el salto al profesionalismo. “Es así, desde chiquito mi papá me inculcó el boxeo porque me hacía tirar piñas;  mirar las peleas por televisión con él y ver las películas de Rocky. De grande también me gustaba mucho. Un día decidí ir a probar al MMA pero como era muy caro terminé metiéndome en la Escuelita de Boxeo. Y creo que fue la mejor decisión que tomé”, cuenta quien se consagrara campeón sudamericano en Chonchi, Chile en la división de los 52 kilos.
“Llevo casi 30 peleas. Las más destacadas fueron para mí, una ganada y otra perdida. Esta última en la final de un campeonato Nacional en la que me ganó un santafecino. Me metió un cabezazo y pelee con el ojo totalmente cerrado e inflamado. Para mí fue tremendo porque superar todo eso, me hizo mucho más fuerte. También destaco la pelea donde gané el Sudamericano porque me tiraron en el primer round; me paré con toda la furia y la terminé ganando con el corazón”.
Roa, a quien apodan “Patín”, es conocido especialmente en Caleta Olivia donde se inició junto a Ricardo “Tanque” Ibarra, el ex profesional de peso pesado. “Junto con mi papá, él fue una de las personas que más influyó para que hoy sea boxeador”. Con 23 años cumplidos es oriundo de Lamarque (Río Negro); pero se crió en el barrio Mirador hasta radicarse hace poco más de un año en San Julián. “Mi corazón está en Caleta…” reconoce.
“Mi objetivo es boxear hasta que me dé el cuerpo, algún día tener mi propio gimnasio y poder entrenar a chicos de la calle”. Y respecto al profesionalismo, explica que está al caer. “Me gustaría debutar. La idea era hacerlo éste año después de tres peleas ya que en mi peso es muy difícil conseguir rivales en la zona. Seguramente por la cuarentena, tendrá que postergarse hasta el próximo”.
A la hora de autodefinirse en términos boxísticos, “Patín” Roa reconoce: “Boxísticamente me considero técnico y cuando tengo la oportunidad de ir a atacar, cambio y me convierto en un boxeador agresivo. Me gusta disfrutar la pelea y me considero inteligente. Trato de ganar de cualquier forma y siempre encuentro la manera”, remarca.

Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*