Santana crece entre el trabajo y el esfuerzo

A pocos días de afrontar una de sus peleas “de inflexión” ante Leonardo Amitrano, se declaró la cuarentena y al final, Carlos Santana se quedó la prueba más arriesgada de su carrera. El comodorense sufre como todos la inactividad pero entiende que éste proceso es “necesario” si se trata de cuidar la salud de todos. La desmotivación en éste caso, resta. “En la cuarentena sólo estuve trabajando no pude entrenar nada. Solamente me estoy cuidando para no irme mucho de peso”, cuenta Santana quien se encuentra abocado a su rol de empleado municipal. Sobre la posible vuelta de la actividad, sin protocolo ni fecha a la vista cuenta: “Es algo que todos esperan con ansias. Por cómo está todo en esta situación yo creo que va a pasar tiempo para que todo sea como antes. Si no puedo pelear sí o sí tengo que trabajar porque de una u otra manera hay que ganarse la plata”.
Su injusta derrota en Concordia frente al “Perrito” Vittori dejó huella. Y un aprendizaje que el boxeador sureño intenta canalizar positivamente. “Y me quedó una gran experiencia de todo. Especialmente de cómo fue el desarrollo de la pelea y cómo me pude  desenvolver. Después sentí el apoyo y aliento de la gente del cual estoy siempre agradecido”. Y reconoce que el mal fallo se convirtió en una serie de propuestas inclusive, para combatir fuera del país.
“Yo si peleo quiero hacerlo con gente conocida nacionalmente como el mismo Amitrano o Víttori y en mí categoría”, dice respondiendo a los mútiples desafíos que se plantean en el escenario local. “Pero si el Vasco (Vicente Arisnabarreta, su promotor) me dice que va a haber buena plata claro que sí. Subiría a su categoría y le peleamos a Maizares por su título si es que todavía lo tiene. Yo peleo con cualquiera”, remarca.
“Tengo
–agregó Santana- mucho que aprender porque todavía soy jóven y llevo cuatro años de profesional. Siento que puedo mucho más. Cuando en mi trabajo me dejaron entrenar tiempo completo; se notó mucho el cambio para bien. Igual ahora estoy como en una incógnita si es que sigo o no. Vamos a ver qué dice el tiempo porque se me está haciendo muy complicado”.
A la hora de agradecer el apoyo y el acompañamiento, el “Puma” Santana poner por delante a su familia. “Primero mis hijos y mi señora que apoya en todo a lo igual que mis padres y hermanas. A los amigos y la gente que saluda siempre en la calle gracias por su aliento”. Y suma a la lista a quienes desde otro rol, creen y confían en su futuro. “Gracias a Súper Frenos; Repuestos San Cayetano, Papelera Patagonia; Delta Salud y Pasta Linda. Y también todos los sponsors que se iban a sumar en la última pelea”.
PdS.

Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*