Fama, adicciones y un encuentro con Dios

Parte de la historia del profesor de boxeo Diego Sañanco, un humilde boxeador local que llegó a pelear con Chacón y ser campeón del mundo. Enfrentó al fracaso y se recuperó de los vicios bajo la tutela de la iglesia.

Con más de 50 peleas como profesional, el trelewense Diego Sañanco llegó a ser campeón del Mundo Hispano de box en 2006. Peleó con los mejores en su categoría. Y casi 10 años después enfrentó por el título Supergallo del Concejo Mundial a Javier Chacón, hermano del ex medallista olímpico y campeón mundial, Pablo Chacón. Pero no lo logró. El retador chubutense cayó dos veces y se mantuvo de pie hasta el final del combate que luego perdió, por decisión de los jueces, en fallo unánime.
Cuando tuvo 30 años, la vida del deportista viró hacia los excesos, precisamente hacia el cigarrillo y el alcohol. Estuvo a un paso de retirarse del boxeo hasta que entró a la iglesia, tal como lo cuenta en Jornada Play: “El de arriba” le cambió la vida, y hasta abrió su propia escuela de boxeo en Trelew, “Los Guerreros del INTA”.

Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*