La historia de Manny, de boxeador a presidente?


Es conocida la historia que convirtió a Emmanuel Dapidran Pacquiao en un duro peleador, en un pibe de la calle y un hombre casi de piedra. La trampa de su padre de matar a su perro predilecto y dárselo luego de comer engañosamente suena a crueldad extrema pero es pura verdad. El “Pacman” se terminó convirtiendo en un guerrero, en un soldado con guantes y después en un fenómeno mundial con victorias épicas ante figuras como Oscar De la Hoya; Marco Barrera; Miguel Cotto o el mexicano Juan Manuel Márquez con quien protagonizó una violenta zaga con 2 triunfos, 1 empate y 1 derrota, la más dura acaso de su carrera. Poco es lo puede sumarse a lo que ya se sabe de él. Nació en General Santos y hoy, a la par de los compromisos deportivos muchos lo vislumbran como futuro presidente de Filipinas. Debutó como profesional en 1.995 es decir que ya lleva 23 años transitando los rings y el próximo 17 de diciembre cumplirá 40 años. Sin embargo, parece mantenerse en el máximo nivel aunque sus últimas peleas digan lo contrario.
Después de perder ante Floyd Mayweather, en una desteñida versión de la “Pelea del Siglo” volvió casi un año después tras haber formalizado su retiro venciendo a Timothy Bradley y Jessie Vargas pero su realidad quedó en evidencia aunque con cierta polémica: el ignoto australiano Jeff Horn le quitó la corona de peso welter, versión Organización Mundial de Boxeo (OMB), al vencerlo por decisión unánime tras 12 asaltos, en el Suncorp Stadium de Brisbane, Australia el pasado 2 de julio. Las tres tarjetas premiaron en exceso a Horn quien terminó averiado y golpeado por un Pacquiao notoriamente desfavorecido en la consideración de los jurados. En la idea de “recomponerse” desistió de la revancha ante su último vencedor y tras algunos sondeos, “eligió” a un rival acorde según su visión para promoverse a sí mismo (MP Promotions organiza la velada) y pelear “casi” como local en Kuala Lumpur, una ciudad que volverá a vibrar con el boxeo como cuando se montó el combate entre Muhammad Alí frente a Joe Bugner, en junio del ’75 en el Merdeka Stadium por los títulos de peso completo de la Asociación Mundial de Boxeo y Consejo Mundial de Boxeo que Alí obviamente ganó casi sin transpirar.
Pacquiao reinó en seis categorías distintas: mosca, supergallo, superpluma, ligero, welter y superwelter. Lleva ocho cinturones y quiere el noveno: en ésta ocasión buscará arrebatarle al argentino la corona welter de la Asociación Mundial de Boxeo. Vencedor de Erik “Terrible” Morales (por dos); Marco Barrera (2); Oscar Larios, Ricky Hatton; Shane Mosley, Brandon Ríos, Timothy Bradley (duelo 2-1); Chris Algieri y Juan Manuel Márquez como quedó dicho, una especie de “piedra en el zapato”. Es que empataron la primera en el 2.004; Manny ganó en 2.008 y 2.011 y finalmente Márquez lo noqueó en el 2.012 dejándolo al borde del adiós. Siempre en Las Vegas, nunca aburrida.
IT/Diario Jornada.

Deje un comentario

== $post-
Página 1 de 11