Una campeona que sueña con retener en casa

En Pico Truncado, Ana Romina Guichapani se ha convertido en una figura deportiva de gran popularidad. Ganó dos títulos nacionales amateurs consecutivos antes de convertirse en la primera santacruceña en estrenar licencia profesional. Ya lista para defender el título sudamericano por primera vez ante la chubutense Alejandra Zamora, transitando la previa con la serenidad que le da la confianza. “Estoy tranquila y entrenando a conciencia como hago en todos mis combates. Hay un conocimiento porque ella ha combatido en la televisión y en Comodoro aunque quizás tenga otro tipo de estrategia pensando en mí. Por las dudas siempre estamos con la guardia en alto”, avisa la invicta truncadense. “Zamora es una rival más. Tiene lo suyo y sé que tengo que tener cuidado en ciertas cosas. Estoy contenta porque finalmente la pelea se va a dar ya que hacía mucho que la gente estaba expectante. Además tiene el condimento de ser por el título y en mi primera defensa”. Romina reconoce su compromiso con el gimnasio y la tranquilidad de contar en su rincón con Raúl, su padre y más que sostén boxístico. “Pienso dejar todo. Me costó ganarme el cinto y no lo voy a entregar así como si nada”. Admite que arriesgará más por su condición de campeona y dueña de casa. “Me siento contenta porque estoy primera en el ranking, fue una sorpresa para mí”. Y no descarta enfrentar a las rivales de la región que lo dispongan. “Es bueno combatir con todas. La experiencia es lo que cuenta por sobre cualquier resultado que pueda darse. Del exterior me han hecho propuestas pero no fueron en mi peso y las deje stand by. No quiero dar ventajas”, finalizó.
PdS.

Deje un comentario

== $post-
Página 1 de 11