Tete y Narváez cumplieron con el pesaje en Belfast


Sin un solo indicador positivo, salvo los de su enorme talento y su mentalidad de guerrero de ley, el chubutense Omar Narváez irá mañana por la proeza de convertirse en el primer boxeador argentino en ganar tres campeonatos del mundo en sendas categorías, cuando se mida con el sudafricano Zolani Tete en una pelea válida por la corona gallo de la OMB que tendrá lugar en la Arena de Belfast. Las imágenes del pleito, pactado a 12 vueltas, llegarán a la Argentina por TyC Sports, cuyo comienzo de transmisión está previsto para las 17. Ex campeón mundial de peso mosca y supermosca, una de las estrellas del boxeo argentino del siglo en curso y para muchos incluso uno de los mejores exponentes de todos los tiempos (entre luminarias como Carlos Monzón, Pascual Pérez, Nicolino Locche, Víctor Galíndez y demás), Narváez, el Huracán de Trelew, jugará una carta grande a una edad en la que la enorme mayoría ya ha colgado los guantes. Como el mismo Narváez admitió en declaraciones formuladas en la capital de Irlanda del Norte, sus chances de éxito son relativas: “él tiene todas las ventajas”.

En el pesaje oficial, la antesala de la gran noche el campeón Zolani Tete acusó 52,798 kilogramos mientras que el retador Onar Narváez pesó 53,206.

Y, sí, por cierto que Teté dispone de un favoritismo que en las casas de apuestas se expresa de forma inequívoca (13-1) y que a la vez es respaldado con otras referencias contundentes. Originario de Ciudad del Cabo, aunque la mayor parte de su carrera la ha desarrollado en el Reino Unido en general y en Londres en particular, Tete tiene 12 años menos que el argentino y 16 centímetros más. Será en buena medida, el duelo de un boxeador en plenitud, con talla de supergallo o incluso de pluma, contra un veterano con talla de mosca hecho y derecho, en el mejor de los casos de supermosca.
Télam

Deje un comentario

== $post-
Página 1 de 11