El boxeo femenino se mantiene con lento recambio


El boxeo femenino transitó alguna vez el mismo camino. Desde los tiempos en que se miraba de reojo los inicios de Claudia López y Soledad Matthysse, luego consagradas ambas campeonas del mundo, la actividad nunca terminó de seducir del todo a los especialistas. No había en aquellas épocas demasiado crédito para las mujeres en el ring aunque hoy, éste extraño fenómeno pareció ganarle ampliamente a cualquier preconcepto machista y a la supuesta “virilidad” que implicaba calzarse los guantes y pelear. El último año no ha sido la excepción. Quizás en otros tiempos, con otro nivel deportivo pero con la consigna de saber que el boxeo dejo de ser una cuestión de género. Entre las profesionales de la zona, se destacan la invicta truncadense Ana Romina Guichapani y Alejandra Zamora, hija de entrenador y esposa del “Tigre” Saldivia con el anuncio de que Daiana Molina estrenará licencia próximamente. Para remitirse al “día a día”, a la actividad más cotidiana debe destacarse un sostenimiento más colectivo que individual: es decir muchas mujeres en competencia, continuidad en algún caso y cierta inexperiencia en la base de la pirámide todavía sin resultados deportivos para empoderar. De los Juegos Evita, con una delegación acotada, surgieron las medallas de Dafne Alahí Pintos; Tahiana Valerio; Luz Suárez y Anahí Carrizo aunque la local que sobresalió fue Emilce Micaela Barañado, del Club Comodoro, quien obtuvo el oro en la instancia nacional celebrada en Mar del Plata. El caso de la bonaerense radicada en la ciudad Wanda Gómez marca 5 combates y 3 de ellos, fuera de la ciudad y una marcada inactividad de la dominicana María “Pamela” Peña -1 sola presentación en la temporada-.Y surgen nombres con menos recorrido como Milagros Mendoza; Ayelén Barañado (2 y 2 derrotas); la propia Valerio y Pintos quien alternó su carrera en la ciudad y en Puerto Madryn con 7 peleas realizadas en el 2.017. No debe obviarse a quienes siendo “visitantes” se han presentado con buen suceso en los festivales locales como las caletenses Claudia Aparicio, Micaela Sánchez y Agustina Surán. Las mujeres intentarán sostener con trabajo, el espacio que han sabido ganarse.

Deje un comentario

== $post-
Página 1 de 11