Lucas Matthysse: “No quería retirarme, sólo descansar…”


Lejos en el tiempo quedó aquella dura derrota ante el ucraniano Víctor Postol en octubre de 2015. Tras un largo parate de casi dos años, y sobre todo mucha incertidumbre, Lucas Matthysse volvió a subirse al ring el pasado 6 de mayo ante Emmanuel Taylor, logrando una enorme victoria nada menos que en la antesala del Canelo-Chávez Jr. que le dio el título internacional welter de la OMB y AMB. Luego de festejar su regreso triunfal, ayer visitó la región para participar de una velada boxística en Plottier. “Está bueno que hagan estos festivales, en Chubut estoy yendo mucho a ver boxeo. Está bien que los hagan pelear a los chicos y esta noche (por ayer) vamos a ver a los pibes de Plottier. Ojalá que se siga promoviendo el box también para sacar a los chicos de la calle”, aseguró el púgil.

Descanso y regreso triunfal
Pasó más de un año y medio para que el boxeador oriundo de Trelew volviera al ring, período en el que se especuló mucho con su posible retiro de la actividad. “El parate fue porque quería descansar, estuve casi once años viviendo en Junín, donde hice un montón de peleas afuera y concentraciones duras. La verdad que perdí con Postol y a la semana estaba en Trelew. Dije ‘quiero descansar, no quiero entrenar, no quiero saber más nada’. No me quería retirar, pero quería estar tranquilo. Yo vengo desde los once años boxeando y nunca paré. El boxeador lo necesita, así que me tomé esos días hasta que un día me aburrí y volví a entrenar”, reconoció Lucas. Pese al largo período de inactividad, el chubutense no dejó dudas en Las Vegas ante el norteamericano Taylor, un duro boxeador que venía invicto y que sintió el rigor de los puños del argentino. “Me sentí muy bien pese al tiempo sin pelear. Me sentía contento, tranquilo y fuerte en el nuevo peso. Cuando le metí las primeras manos vi que las sintió y dije ‘acá lo tengo’. Después era aguantarlo, trabajar la pelea porque él boxeaba muy bien, y por suerte pude tirarlo”, analizó la Máquina.
Buena parte de su gran actuación se la debe al cambio que tuvo en su equipo de trabajo que incluyó una preparación en Estados Unidos en las semanas previas a la pelea junto al reconocido Joel Diaz, quien supo tener bajo su tutela a púgiles de la talla de Timothy Bradley y Ruslan Provodnikov. “Yo lo conocía y sabía como trabaja más que nada desde lo psicológico, que es muy importante para el boxeador. Me sirvió un montón. Sabe meter las palabras justas en el momento justo. El cambio me vino bien”, explicó el boxeador, quien valoró su preparación en Estados Unidos. “Sirve porque hay muy buenos sparrings pero acá, en Argentina, si trabajás a conciencia y cuidándote, también se puede”, enfatizó.

Ahora lo espera la gran cartelera
El mexicano Oscar de la Hoya, ex campeón del mundo y dueño de la promotora Golden Boy –organizadora de la velada entre Canelo y Golovkin el próximo 16 de septiembre-, manifestó públicamente su deseo de que Lucas Matthysse forme parte de la misma y sólo resta definir los detalles y el posible rival. “Para mí es algo muy bueno. Desde que bajé del ring la última vez que se viene hablando de esta posibilidad. Oscar de la Hoya, que es mi promotor, tiene muchas ganas de que yo esté ahí, pero todavía no hay nada, así que está todo por verse”, lanzó el de Trelew. El mexicano estará visitando Argentina el primero de julio donde, y entre otras cosas terminarían de definir los pormenores junto al Team Matthysse. “Estoy entrenando en doble turno esperando alguna confirmación. Todavía no tenemos nada, pero mientras nos estamos preparando por las dudas”, finalizó el campeón welter internacional.
Mauricio Reina/La Mañana de Neuquén.

 

Deje un comentario

== $post-
Página 1 de 11